Tus dudas — 12 abril 2009

La mayoría de países de nuestro entorno han optado por las ventajas de un sistema de plazo combinado con indicaciones por dos motivos: en primer lugar, el plazo resulta absolutamente necesario para garantizar la autonomía de decisión de la mujer. Pero siendo necesario, no es suficiente. Por ello, superado el plazo inicial y antes de alcanzar la viabilidad fetal (en torno a las 22 semanas) es necesario dar respuesta a los casos en que se detecten malformaciones fetales severas (que los métodos de diagnostico permiten conocer en ese plazo) o riesgos para la salud de la madre.

Con esta opción quedan cubiertas legalmente la práctica totalidad de las IVE que se practican en nuestro país, tal y como recogen las estadísticas.

Aun así, y atendiendo a la posibilidad excepcional de que en algunos caso pueda diagnosticarse un riesgo vital para la gestante o una malformación incompatible con la vida del feto, se manteene la posibilidad legal de interrumpir esos embarazos como hacen la inmensa mayoría de países de nuestro entorno en el marco de los supuestor regulados por la ley.

Related Articles

Share

About Author

admin

(0) Comentarios

Comments are closed.