Internacional — 10 abril 2012

El 20 y 21 de abril se va a realizar en la Plaza Congreso (Hipólito Yrigoyen y Virrey Ceballos) una jornada pública de acceso igualitario al aborto seguro. La visión es optimista: “Durante 2011 el escenario regional para la legalización del aborto temprano se ha modificado favorablemente. El comienzo del debate parlamentario en Argentina, la discusión en Brasil sobre la reforma penal y la media sanción del proyecto de ley que despenaliza el aborto hasta la semana doce en Uruguay nos comprometen a redoblar los esfuerzos”, señalan las lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto.

Ellas creen que del dicho al hecho la manera más eficaz de terminar con las secuelas sobre la salud y la mortalidad materna es la democratización de la información sobre el uso de misoprostol, un medicamento simple de usar, barato, efectivo y que es autosuministrado por las propias mujeres.

La idea de las organizadoras es realizar un rally en el que se identifiquen las farmacias que en nuestro barrio o ciudad abusan de las mujeres que buscan comprar misoprostol. “Todos los días abortan en Argentina miles de mujeres. Las que conocen cómo abortar con pastillas y acceden a ellas pueden abortar sin correr riesgos. Pero no a todas les va igual: depende dónde vivan, el racismo del lugar, su edad, la plata o la información que tengan, la vivencia puede ser muy distinta. Queremos visibilizar esas formas de discriminación en el acceso a un medicamento que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es esencial y salva la vida de las mujeres, que en nuestro país es legal, está disponible en las farmacias, es más barato que un aborto quirúrgico y que, por lo tanto, no puede ser negado a las mujeres que lo solicitan en las farmacias”, señalan.

El misoprostol (en Argentina Oxaprost u Oxaprost 75) son pastillas que las mujeres de todo el mundo usan para abortar seguras en sus casas hasta la semana doce de embarazo. Debe estar en venta en todas las farmacias con receta simple de cualquier médica/o. Sin embargo, ya detectaron que hay comercios que piden documento nacional de identidad (DNI), recetas dobles o triples, un diagnóstico médico, que cobran más de $300 pesos la caja de 16 pastillas, que no venden la caja completa, que no acepten despachar misoprostol a niñas, jóvenes, migrantes o afrodescendientes o que, directamente, se nieguen a vender la medicación.

“Creemos oportuno y necesario profundizar y fortalecer los argumentos que consolidan y garantizan tanto el debate parlamentario como la aplicación de políticas publicas centradas en las mujeres y niñas, en consonancia con los inmensos avances registrados en los últimos diez años en materia de derechos humanos de las mujeres. Para esto es que realizamos estas jornadas públicas –resaltan– en las que transitarán durante dos días expertxs, investigadorxs, juristas, organizaciones políticas, equipos de salud, movimientos sociales, organizaciones de lesbianas, mujeres, trans, travestis y niñas, para seguir pensando y construyendo la Argentina que soñamos para todas y todos.”

Related Articles

Share

About Author

mastrodomenico

(0) Comentarios

Comments are closed.