Galicia — 15 noviembre 2012

Medio centenar de campesinas gallegas se han concentrado esta mañana ante el Parlamento  para denunciar el “empobrecimiento generalizado” de las explotaciones ganaderas por los elevados costes de producción y la bajada de precios de sus productos.

Isabel Vilalba, secretaria general del Sindicato Labrego Galego (SLG), convocante de la protesta, ha explicado a los medios de comunicación que esta situación de las granjas gallegas está provocando que “muchas mujeres estén dejando de cotizar porque no tienen dinero para hacer frente” a todos los gastos.

“Nuevamente, igual que en los años 70, se nos está obligando a decidir si pagamos la Seguridad Social, si enviamos a estudiar a nuestros hijos o si hacemos frente a otras prioridades”, han sostenido Vilalba y María Ferreiro, nueva responsable de organización de mujeres del SLG, quien ha dicho que su horizonte les hace recordar “la beneficencia y pobreza del franquismo”.

Con una pancarta en la que se podía leer “Campesinas cultivando futuro, sembrando igualdad”, estas mujeres han cantando a su tierra “por la que siempre lucharemos” tras la lectura de una declaración que culmina el IX Encuentro de la Secretaría de Mujeres del SLG.

Ferreiro ha leído el texto en el que han denunciado la actitud de los gobiernos por “anteponer los intereses del capital financiero especulativo a los derechos básicos de las personas” y por “recortar los presupuestos destinados a financiar servicios públicos esenciales”, como educación y sanidad, y políticas de igualdad o lucha contra la pobreza.

“Constatamos cómo las políticas que nos imponen con el pretexto de salir de la crisis y de hacer frente a la deuda nos llevan a una situación de tremenda precarización de nuestros puestos de trabajo y de nuestra vida”, sostienen las campesinas, que alertan de que los elevados costes de producción en sus granjas las están colocando “al borde del abismo”.

Además, subrayan que están “horrorizadas” al ver cómo sus hijos “vuelven a verse obligados a coger el camino de la emigración para labrarse el futuro que nuestros gobiernos les niegan”.

Por todo ello, han declarado que la deuda pública española es “ilegítima”, porque “salvaguardar los intereses del capital especulativo atenta contra los intereses y bienestar de los pueblos”, y han exigido suprimir de la Constitución dicha prioridad de pago. “Nosotros no debemos, nosotros no pagamos”, han clamado.

También han pedido precios “dignos” que remuneren su trabajo, la aplicación de la Ley de Titularidad Compartida y el mantenimiento de la actual normativa sobre el aborto, y han expresado su apoyo a la huelga general del próximo 14 de noviembre.

El Progreso – 28/10/2012

Related Articles

Share

About Author

Mirian

(0) Comentarios

Comments are closed.