Cabecera — 04 septiembre 2015

CitizenGO es una web de promoción de campañas al estilo change.org : Esta controlada por el fundamentalismo ultrareligioso católico  y promueve campañas entre la sociedad para tener incidencia política en todo el mundo. Centra sus esfuerzos en campañas contra organizaciones Proderechos  Sexuales y Reproductivos. 

Bajo el aparente y bondadoso objetivo de “trabajar para que los poderosos respeten la dignidad de la persona y sus derechos[1] a través de peticiones y acciones on line, la organización CitizenGo esconde los niveles más profundos del fundamentalismo ultrareligioso católico, que actúa mediante un entramado de organizaciones “sociales” en muchos países del mundo, las cuales han sido fundadas o apoyadas por personas pertenecientes a la organización secreta de extrema derecha El Yunque.

La organización CitizenGO, fundada en octubre de 2013, es una multinacional del fundamentalismo religioso y la ultraderecha cuya oficina central está en Madrid (España) y que tiene presencia en 15 ciudades de tres continentes. Según afirman “influimos en instituciones, organismos y organizaciones de 50 países diferentes”. El patronato de esta formación está integrado por personajes como Ignacio Arsuaga,  Luis Losada  y Álvaro Zulueta, fundadores asimismo de la organización fundamentalista española Hazte Oír y de la que nace CitizenGo.[2][3]

La organización El Yunque fue fundada en México en 1955 con la supuesta intención de proteger los valores cristianos, con fines paramilitares y su propósito es “defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de Satanás“, así sea mediante la violencia o el asesinato en casos extremos e instaurar «el reino de Dios en la tierra» mediante la infiltración de todos sus miembros en las más altas esferas del poder político.[4]

La pertenencia de estas personas que dirigen las campañas de CitizenGo a la sociedad secreta y paramilitar El Yunque, ha sido acreditada judicialmente por la justicia española, tras la denuncia interpuesta por varias personas y medios ligados a la -no sospechosa- Iglesia Católica.[5]

La propia esposa de uno de los fundadores de El Yunque en España y Director de Campañas de CitizenGo, Luis Losada, afirmó durante el juicio que “El Yunque es el mayor problema al que se enfrentan los laicos en España[6]. Ella misma señaló que, además, el germen de Hazte Oír y CitizenGo era una organización estadounidense llamada Phoenix Institute, cuna formativa de muchos líderes internacionales ultra religiosos.[7]

Este juicio se produjo a raíz de un informe elaborado por Fernando López Luengos, Vicepresidente de Educación y Persona – una de las asociaciones de cristianos laicos más activas en España – con el que pretendía “dar luz a una realidad que permanece oculta” y poner al descubierto los objetivos que persigue la secta integrista: “La ocupación de parcelas de poder político y de influencia mediática cada vez mayores” y la creación de “redes de captación de jóvenes y adolescentes para su organización“.[8]

La infiltración demostrada de El Yunque en la organización Hazte Oír y, por tanto, en CitizenGo ha sido objeto de debate ante la misma Conferencia Episcopal Española, quien en abril de 2015, eludieron expulsar oficialmente a estas organizaciones ante las presiones sufridas por estos lobbies y la propia infiltración de la Conferencia Episcopal por obispos ultrareligiosos. Con todo, “algunas diócesis han impedido a asociaciones como HazteOir.org, Derecho a Vivir, CitizenGo o Profesionales por la Ética participar en actividades diocesanas o utilizar recintos eclesiásticos para sus campañas mientras no se dé una ruptura clara y sin ambages con El Yunque”.[9]

La Iglesia Católica y varias de sus organizaciones (incluso aquellas muy conservadoras) están dando la alerta ante el peligro de apoyar a organizaciones como CitizenGo y Hazte Oír, por su extremismo religioso y su influencia política, mediática y económica cada vez mayor al servicio de ideas políticas ultraderechistas que, sin duda, afectan la democracia no solo en España sino también en América Latina, donde su presencia está siendo cada vez mayor al ser “expulsadas” de España.

A partir del IV Congreso Internacional Provida celebrado en Guayaquil en noviembre de 2013[10] y hasta la actualidad, CitizenGo comenzó su infiltración en Latinoamérica mediante la participación de Ignacio Arsuaga y Luis Losada en eventos realizados en varias ciudades de países como Ecuador, México y Perú, de la mano de otras organizaciones ultra religiosas similares como el Population Research Institute[11], oficina en Perú del lobby ultrareligioso fundado y financiado desde Estados Unidos y el Observatorio Católico de Ecuador[12].

Bajo el aparente objetivo de promover ciudadanos críticos, CitizenGo y Hazte Oír están trasladando a Latinoamérica los objetivos ocultos de El Yunque, amparados en el aún desconocimiento general que los medios de comunicación y tomadores de decisión en la región tienen sobre estas organizaciones ultraderechistas y ultrareligiosas.

La plataforma CitizenGo está incrementando el número de sus campañas y recursos económicos en América Latina aprovechándose de la buena fe de muchas personas y gobiernos. La próxima vez que te llegue una petición para que firmes alguna campaña en esta plataforma, sería buena idea recordar que, aunque sus objetivos declarados parezcan honestos, en realidad estarás fortaleciendo los intereses ocultos de esta organización secreta y de extrema derecha a quien obispos de la propia Iglesia Católica hablan de ella en estos términos: “aunque persigan fines buenos, sus medios son malos. Ningún bien, por elevado que sea, puede justificar el engaño, la falta de transparencia o la simulación“.[13]

 


Related Articles

Share

About Author

(0) Comentarios

Comments are closed.