Nacional — 24 marzo 2012

El obispo de León, Julián López, ha dicho que quienes no reconocen la vida, desde el momento de la concepción, pueden acabar aceptando el infanticidio. Además afirmó que fijar plazos para el aborto es «un terrible engaño y una excusa para acabar impunemente con un ser humano», informó EFE.

López ha emitido una carta pastoral con motivo de la jornada a favor de la vida, que se celebra el próximo lunes, en la que ha reclamado que se cuide y ame la vida humana «desde la concepción y en cualquiera de sus etapas» frente a la «pseudocultura de la muerte que nos envuelve».

El prelado ha hecho referencia a un artículo publicado por dos filósofos italianos en el que se defendía que no hay diferencia entre un feto y un recién nacido y se justificaba el aborto «posparto» en los supuestos en que este está permitido durante el embarazo, ya que se consideraba una forma de eutanasia, según ha expuesto López, quien lo ha calificado de «infanticidio».

A su juicio, esa reflexión abre el camino a la idea de que no todo ser humano es persona hasta que alcance un «umbral de autonomía y autoconsciencia», lo que supone «un ejemplo de hacia dónde conducen los planteamientos que no reconocen que hay vida humana desde la concepción».

«Los que se han escandalizado ante el infanticidio deberían rechazar también todo aborto procurado al no nacido e incluso dentro de las primeras semanas señaladas por algunas leyes», ha proseguido

Related Articles

Share

About Author

mastrodomenico

(0) Comentarios

Comments are closed.