Internacional — 17 febrero 2014

La ley del aborto es un gran atraso para la mujer”

La ministra sueca considera vergonzoso que en 2014 haya países en la UE que restrinjan derechos fundamentales de las mujeres

ANA CARBAJOSA Zúrich 16 FEB 2014 – 21:21 CET33

La propuesta de reforma de la ley del aborto del ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón indigna a Birgitta Ohlsson, la ministra sueca de Asuntos Europeos. Miembro del partido liberal, que gobierna en coalición con los conservadores, Ohlsson considera “el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo un derecho humano básico”. Y sostiene, en una entrevista telefónica, que la ley española, de aprobarse, supondría “un gran retroceso para los derechos de la mujer”.

Pregunta. ¿Qué reacciones ha suscitado entre los foros europeos la reforma del aborto española?

Respuesta. Es importante darse cuenta de que en la Unión Europea ya tenemos países como Malta, Polonia o Irlanda con leyes restrictivas del aborto. Yo creo que es vergonzoso que en 2014 tengamos países en la UE que restrinjan los derechos fundamentales de las mujeres. Pienso sin embargo que en el caso de los tres países que he citado antes, hay un debate muy vivo y creo que en el futuro adoptarán leyes más abiertas.

P. ¿Y en el caso español? La evolución en España parece ser la contraria.

R. Portugal despenalizó el aborto en 2007 en medio de una fuerte presión internacional. Por eso es muy importante que las políticas y las feministas europeas ejerzan presión ahora. En 2010, cuando España liberalizo su ley fue un motivo de alegría internacional y fue muy aplaudida en Europa, por eso estoy tan decepcionada con la decisión del Gobierno actual.

P. ¿Piensan tomar medidas en los foros internacionales?

R. Yo no estoy a favor de una ley europea sobre el aborto. Creo que cada país debe tener la suya, porque si no, supondría un retroceso para muchos países. Pero eso no quiere decir que no debamos intervenir en países con leyes restrictivas. Creo que hay mucho margen de actuación. Esta misma semana le he transmitido mi profunda preocupación en Bruselas a mi homólogo español, Iñigo Méndez de Vigo. Me ha explicado que la ley no está terminada y por eso creo que las asociaciones de derechos humanos y de la mujer están a tiempo de cambiar los términos del debate. Si se aprueba el proyecto actual, supondría un gran retroceso para los derechos de la mujer en España.

P. ¿Por qué es tan importante el derecho a decidir?

R. Para mí, el derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo es extremadamente importante, es un derecho humano. Se enmarca además en las políticas de igualdad, que forman parte del discurso europeo. Nuestra experiencia nos dice que si no se permite el aborto de forma legal, las mujeres no dejan de abortar. Simplemente se ven obligadas a hacerlo de manera ilegal y en condiciones poco seguras.

P. En España el derecho a decidir es una cuestión muy politizada. En Suecia es casi una cuestión de Estado; hay un consenso alrededor de este asunto.

R. En Suecia cambiamos nuestra ley en los años setenta y desde entonces no la hemos vuelto a cambiar, al margen de los cambios de Gobierno. Antes de tener esa ley, las suecas viajaban a Polonia para abortar y ahora son las polacas las que vienen a Suecia. Las encuestas ofrecen un apoyo incuestionable a nuestra ley que permite el aborto libre hasta la semana 18 y hasta la 22 en casos de riesgo físico o mental para la madre. Hay un consenso nacional.

P. ¿Cómo cree que afectará el auge de los movimientos conservadores y populistas en Europa a cuestiones como el aborto?

R. En el Parlamento Europeo, por ejemplo, hay una mayor presencia de partidos conservadores y con un discurso antiabortista. En los últimos diez años he podido observar cómo han aprendido a trabajar más estratégicamente y con más inteligencia. Cada vez son más capaces de captar nuevas voces para defender sus intereses en los foros europeos.

Related Articles

Share

About Author

Angeles

(0) Comentarios

Comments are closed.