Dinamarca

74065471Con efectos de 1º de enero de 2007, las disposiciones sobre la interrupción del embarazo y la reducción del número de fetos en caso de embarazo múltiple han pasado a formar parte de la Ley de Sanidad, (Orden nº 97 de 5 de febrero de 2008).

En virtud de la citada Orden nº 97 se creó un Consejo Médico Regional que gestiona las solicitudes sobre el permiso para la interrupción de embarazos de todas aquellas mujeres que no cumplen los requisitos para el acceso al aborto libre (anterior a las 12 primeras semanas de embarazo) y algunas solicitudes de reducción del número de fetos en caso de embarazo múltiple.

En Dinamarca hay que distinguir entre el acceso libre a la interrupción del embarazo antes del transcurso de las 12 primeras semanas del embarazo y la interrupción posterior a este período. En este último caso hay que solicitar un permiso al Consejo Médico de la región danesa competente. La decisión de esta última instancia podrá ser apelada a la Comisión de Reclamaciones de Aborto.

Como norma general, toda mujer tiene siempre derecho a interrumpir su embarazo (aborto libre) siempre que la intervención se haga antes del transcurso de la 12ª semana del embarazo.

A pesar de que el límite de las 12 semanas haya transcurrido, el aborto se podrá llevar a cabo, sin necesidad de permiso, cuando se considere necesario por razones médicas, y especialmente cuando se halla en riesgo la vida de la mujer.

Si han transcurrido las primeras 12 semanas del embarazo, se podrá conceder el permiso para la interrupción del embarazo en los siguientes casos:

  • Cuando existe un riesgo de que el niño contraiga una enfermedad grave por motivos genéticos o por enfermedad durante el estado fetal.
  • Cuando la mujer no pueda hacerse cargo del niño por motivos de enfermedad, edad prematura o falta de madurez mental.
  • Cuando el embarazo o el parto pueden suponer una presión psicológica insoportable para la mujer.

Régimen de la prestación

Las intervenciones relacionadas con la interrupción del embarazo se pueden hacer libremente en los hospitales públicos y hospitales y clínicas privadas. En el caso de las mujeres que opten por la modalidad pública, la intervención será gratuita y a cargo de la Seguridad Social danesa. Cabe señalar que los hospitales de la Seguridad Social son los que, en general, realizan la mayoría de las intervenciones relacionadas con las interrupciones de los embarazos.