Polonia

10124112En Polonia la interrupción voluntaria del embarazo se encuentra regulada por Ley de 7 de enero de 1993 sobre planificación familiar, protección del feto humano y condiciones del aborto legal.

Esta Ley fue aprobada por iniciativa del Parlamento de Polonia después de un amplio debate social en el que se recabó la opinión de expertos médicos y legales. Se buscó el mayor grado posible de acuerdo entre las distintas opiniones.

Las circunstancias son las siguientes:

  1. Que los exámenes médicos prenatales indiquen que hay una alta probabilidad de que el feto tenga daños severos e irreparables o que sufra una enfermedad incurable.
  2. Que el embarazo suponga un grave riesgo para la salud o la vida de la madre.
  3. Que exista una sospecha fundada de que el embarazo se ha producido como resultado de una acción criminal, como por ejemplo de una violación, pero no sólo.

La presencia de alguna de estas circunstancias debe ser apreciada por un médico especialista que debe ser distinto a aquel que va a realizar la intervención, a no ser que haya un riesgo inmediato para la vida de la madre. En este caso la intervención ha de de ser aprobada por el Ministerio Fiscal.

No existen plazos legales para llevar a cabo la intervención, salvo en el supuesto número 2. Es decir, que el feto tenga daños severos e irreparables. En este caso no podrá realizarse la intervención en fetos mayores de 12 semanas. En los otros dos casos la intervención puede practicarse hasta que el feto pueda vivir de manera independiente fuera del seno materno.

En todos los casos se exige el consentimiento por escrito de la madre. Si ésta es menor de 15 años o incapaz el consentimiento ha de estar firmado por los padres o por el representante legal. Para el caso de menores de 13 años es necesario además el consentimiento del Tribunal de Menores.

Los médicos deben guardar en todo momento el secreto profesional y se les reconoce el derecho a la objeción de conciencia. Si se acogen a este derecho deberán indicar que médico o que centro pueden prestar el servicio. El derecho a la objeción de conciencia no puede ejercitarse si hay un grave riesgo para la vida de la madre.

Régimen de la prestación

La prestación se lleva a cabo en clínicas ginecológicas o en hospitales del sistema nacional de salud de forma gratuita. Las personas que tengan seguros privados también pueden solicitar la prestación en hospitales privados.