Suecia

57340863Suecia es uno de los países más avanzados del mundo en la despenalización del aborto. Los primeros pasos se remontan a la Ley del Aborto de 1938, que permitió el aborto legal en casos específicos. Dicha Ley sufrió enmiendas a lo largo de los años, despenalizándose gradualmente dicha práctica, hasta llegar a mediados de la década de los 70, cuando se aprueba en 1975, la “Ley del Aborto” actualmente en vigor. La última modificación de la Ley se produjo en 2007.

La Ley permite a la mujer interrumpir voluntariamente el embarazo, siempre y cuando esta medida se tome antes del final de la semana de embarazo número dieciocho, es decir, hacia la mitad del periodo de gestación.

Se contempla la posibilidad de interrumpirlo más allá del final de la misma, de la semana 18 a la 24. En ese caso se requiere permiso de la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social. Normalmente se concede cuando pueda constituir un serio peligro para la vida o la salud de la mujer o del feto. No se concede si se considera que el embrión es viable. Las decisiones de dicha Dirección Nacional son inapelables. Un 95% de los abortos se practican en las primeras 12 semanas de embarazo.

Asimismo, se garantiza la gratuidad del aborto, y serán las personas que tienen autorización para ejercer la profesión médica las que deban llevar a cabo un aborto o interrumpir un embarazo, según estipula la ley. También se prevé, para antes y después de producirse el aborto o la interrupción del embarazo, ayuda y apoyo psicológico en los hospitales y centros sanitarios autorizados.

Hay que señalar, además de la Ley mencionada, unas “Instrucciones y Consejos Generales de la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social sobre el aborto” (1985:796), normas éstas que también se han ido modificando hasta la actualidad, siendo la última del año 2001. Las “instrucciones” señaladas serán de obligatorio cumplimiento, mientras que los “consejos generales” son recomendaciones de cómo debe aplicarse el reglamento.

Las instrucciones se aplican a los terrenos definidos por la Ley del Aborto, y se refieren tanto al aborto terapéutico como quirúrgico, tanto dentro como fuera de plazo, así como al apoyo ofrecido a las mujeres.

En cuanto a los consejos generales, cabe destacar los que se aplican al plazo para proceder al aborto, que deberá efectuarse “lo más rápidamente posible”, sobre prevención del embarazo, sobre el profesional que va a ofrecer un apoyo psicológico, sobre el examen médico y psicosocial a la mujer embarazada, así como a las mujeres menores de 18 años, insistiéndose en este último punto al apoyo que se les debe ofrecer y a la protección, si fuera necesario, del secreto de la información relacionada con su embarazo y el apoyo antes, durante y después del aborto.

Régimen de la prestación

La prestación es gratuita a todos los efectos, se haga por la vía pública o privada. En este último caso, hay que señalar que son relativamente pocos los casos e aborto o del interrupción del embarazo.