Opiniones — 16 enero 2014

Fuente Blog Ellas @ElMundo.es

Hoy se vuelve a debatir en el Parlamento Europeo sobre el aborto y los derechos sexuales y reproductivos. Un debate en el que se espera se produzca un posicionamiento de la mayoría de los grupos parlamentarios europeos en contra del anteproyecto de ley del aborto presentada por el Gobierno de España.

Hace pocas semanas, este mismo Parlamento, debatió sobre este tema y rechazó por muy pocos votos, la propuesta del Informe Estrela de legislar un mínimo común europeo en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos. El argumento para rechazar este informe fue que esta materia debe ser competencia exclusiva de los Estados y que por lo tanto Europa no tiene nada que decir.

Como consecuencia, el gobierno de España, puede abolir la actual legislación de plazos y plantear lo que a juicio de la mayoría de los grupos de la eurocámara ha sido valorado como unretroceso grave en el reconocimiento de los derechos fundamentales de las mujeres. Puede hacerlo  en contra de la opinión de la mayoría de la población española, sin más argumentación que las demandas ideológicas de los grupos ultraconservadores y la jerarquía católica, apartándose de la legislación mayoritaria en Europa, y generando una grave discriminación entre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y de toda la población española respecto de la mayoría de las mujeres y la población europea, porque este es un tema de su exclusiva competencia, según piensa, posiblemente en solitario, el Partido Popular Europeo.

Como consecuencia, también, las mujeres españolas perderemos la posibilidad de interrumpir un embarazo libremente en nuestro país. Como somos europeas, podremos hacerlo, si contamos con recursos económicos suficientes, en suelo portugués, francés, italiano, inglés, holandés o sueco, por poner algunos ejemplos de los 22 países europeos que cuentan con legislación que reconoce la libre decisión de las mujeres para abortar, pero no en España. Cosas que tiene esto de la ciudadanía europea, pero aún así, el Partido Popular Europeo piensa que Europa no tiene nada que decir.

No sé cuál será el resultado de este debate. Aún cuando gane la reprobación a la propuesta del Gobierno de España, es posible que la eficacia de esta reprobación sea escasa, porque hace unas semanas, la mayoría conservadora decidió que esto este era un tema en el que el Parlamento Europeo, Europa, no tenía nada que decir.

Y como todo es un sin sentido, donde los argumentos políticos, jurídicos o sociales parecen estar perdiendo todo su valor, sólo puedo decirle al Parlamento Europeo y especialmente al Partido Popular Europeo, que tal vez no tengan nada que decir cuando un estado decide actuar contra los derechos fundamentales de las personas, en este caso de las mujeres, pero que nosotras sí. Tenemos mucho que decir al respecto las mujeres y organizaciones feministas, las personas y organizaciones que defienden la salud y los derechos sexuales y reproductivos y todas las organizaciones y personas implicadas en la defensa de los derechos básicos de las personas, españolas y de toda Europa. Porque somos muchas y muchos quienes queremos instituciones europeas que tengan algo que decir respecto a los derechos fundamentales y sociales básicos de la ciudadanía y también mucho que decir respecto del modelo social y político europeo.

Así que, sea cual sea el resultado del debate de hoy, puede que haya fuerzas políticas e instituciones europeas que sigan pensando que no tienen nada que decir cuando un estado decide eliminar de un plumazo derechos reconocidos a su ciudadanía. Puede, pero desde luego, nos van a oírPorque yo decido. Parce que je décide. Because it’s my choice. Perchè io decido. Porque eu decido. Perquè jo decideixo.

Related Articles

Share

About Author

(0) Comentarios

Comments are closed.